¿De dónde proviene el pan de muerto?

Comments off 998 Views0


Como bien se sabe, en México existe una peculiar adoración a los muertos, de tal manera que hemos creado una tradición dedicada a nuestros seres queridos que se han quedado en el camino: el Día de Muertos. En este día, el país se llena de colores gracias al papel de china, altares de muertos, flores de cempasúchil, pan de muerto y otros múltiples elementos que hacen del 2 de noviembre, un homenaje a los fieles difuntos.

La tradición del Día de Muertos dicta que nuestros difuntos regresan un día al año a visitarnos, es por esto que se prepara una ofrenda para recibir a los seres queridos. Este altar está compuesto por varios elementos esenciales que le otorgan una magia espiritual a esta tradición mexicana, tales como: agua, sal, velas, flores, copales y pan de muerto. Este último se ha convertido en el ofrecimiento fraternal, en un homenaje a los seres que han partido.

El pan de muerto tiene sus orígenes en la época de la Conquista y está inspirado en los rituales prehispánicos. El gusto por la elaboración de un pan especial para este homenaje se remonta a la época de los sacrificios humanos y a la llegada de los españoles a nuestro país. En los tiempos previos a la Conquista, los indígenas contaban con un ritual donde se ofrecía a una princesa a los Dioses. Cuando los gachupines llegaron a La Nueva España (ahora México) rechazaron este tipo de

sacrificios, y lo reemplazaron con un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la sacrificada. Este pan ha ido evolucionando hasta lo que es ahora: bañado en azúcar, con forma redonda, cuatro tiras que simulan los huesos y un círculo redondo en la parte superior central que significan el cráneo.

Hoy en día, el pan de muerto es clasificado de la siguiente manera:

  • Antropomorfos. Los que representan la figura humana.
  • Zoomorfos. Los que tienen figuras de animales haciendo referencia a los dioses antiguos.
  • Fitomorfos. Los que muestran figuras de vegetación, como árboles, flores, enramadas, entre otros.
  • Mitomorfos. Los que no tienen relación con los anteriores, sino que representan seres fantásticos.

Es importante conocer nuestras tradiciones, de dónde vienen y qué significan. Sobre todo si hablamos de un concepto tan mexicano como lo es el Día de Muertos. En Ofiplan Velasco celebramos las expresiones de nuestra cultura mexicana y hacemos homenaje a todos los seres que han tenido que partir. ¡Que vivan las tradiciones mexicanas!

Referencias

Claridades Agropecuarias. (2010). La flaca vino, la flaca pasó, ¿y el pan de muerto? ¡La flaca se lo comió! D e buena Semilla, Buena Cosecha, Gobierno Mexicano.